keyboard_arrow_up
keyboard_arrow_down
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right
0%
06/01/2022

Frustración: 5 tips sencillos para que niñas y niños aprendan a afrontarla

Frustración: 5 tips sencillos para que niñas y niños aprendan a afrontarla

Genera espacios de confianza, lean libros sobre el tema y deja que se equivoquen, son algunos consejos útiles para responder a esta respuesta que ocurre cuando nuestras expectativas no coinciden con la realidad. ¡Anímate a poner en práctica estos consejos!

Nuestra intuición responde a estímulos de diversas formas y la frustración es una de esas respuestas que ocurren cuando nuestras expectativas no coinciden con la realidad. En el caso de las niñas y niños, debemos hacer hincapié que cada error es un aprendizaje, generando los espacios necesarios para que se puedan desarrollar.

Al no afrontarla se pueden generar escenarios complejos que incluyen la presencia de violencia escolar. Así lo comprobó un estudio de Barker, Dembo y Lewin en 1941 donde se demostró que existe un vínculo entre frustración y agresión.

Esta respuesta en menores depende según la edad, manteniéndose tres bloques de estudio en la psicología infantil. El primero se sitúa entre los 3 y 6 años cuando suelen tener conductas egocéntricas. Esto ocurre porque no tienen desarrollada la capacidad de empatizar con otras/os, lo que genera constantes frustraciones.

En las niñas y niños de 6 y 7 años se comienza a desarrollar la capacidad que les permite ver las cosas desde la perspectiva del otro, en un proceso conocido como “empatía cognoscitiva”. Mientras que entre 10 y 12 años es cuando la empatía continúa desarrollándose en una etapa denominada “empatía abstracta”. Es aquí cuando expresan una alta preocupación por su entorno y tienen una mayor participación social.

En el libro “100 preguntas sobre educación escolar” de la reconocida neuropsiquiatra infantil Amanda Céspedes, se indica que el juego es una gran actividad para dejar la frustración de lado, ya que aunque existan ganadores y perdedores, es un momento donde se optimiza la actividad de la corteza cerebral. ¿De qué forma? Los estímulos novedosos que atraen interés y la motivación del juego aumentan la liberación de noradrenalina y dopamina, mediadores químicos que participan en el “circuito de la recompensa”, estableciéndose una secuencia que ocurre cuando disfrutamos algo, ya que provoca un mayor deseo de repetir la experiencia.

Por el contrario, las niñas y niños insatisfechas/os son más propensos a la frustración porque su vida se centra en objetos materiales que nunca son suficientes para ellas y ellos, sostiene Amanda Céspedes en su libro “El estrés en niños y adolescentes”.

En esta última publicación se explica que su inclinación excesiva a esos estímulos es producto de la soledad afectiva, la falta de redes de apoyo y la ausencia de actividades enriquecedoras. ¡Te invitamos a formar parte de sus procesos de desarrollo!

En Fundación Mustakis sabemos que es importante mantener a niñas y niños motivadas/os, activas/os y abiertas/os a experimentar, por ello te presentamos cinco tips para que puedan aprender a afrontar la frustración:

Deja que se equivoquen

Genera espacios adecuados para que ellas y ellos puedan equivocarse y no se sientan mal. Esto implica ayudarlos lo menos posible en situaciones que sientas que pueden superar, y ejemplificar con tus propias acciones que todo error es un aprendizaje.

Procura fijar objetivos pequeños

Para lograr grandes metas debemos pasar por una serie de pasos, donde cada uno requiere de tiempo y esfuerzo. En el caso de niñas y niños, es mejor transformar una gran meta en pequeños objetivos para reforzar su paciencia.

Evita decir “¿Cómo estás?”

Cambia esa frase por “¿Cómo te sientes hoy?” y así le ayudas a identificar sus emociones ya que tendrá que decirte una respuesta distinta a “bien”. Esto lo puedes complementar con actividades donde hablen de sus emociones y aprendan a gestionarlas.

Enséñales a pedir ayuda

Genera espacios para que ellas y ellos puedan pedirte ayuda y puedan hablarte de lo que sienten. Esto les permitirá reconocer sus debilidades y gestionar su frustración sabiendo que cuentan con alguien.

Lean libros sobre el tema

Existen innumerables cuentos infantiles sobre la frustración que ejemplifican de forma sencilla cómo afrontar desafíos y la importancia de la paciencia.