keyboard_arrow_up
keyboard_arrow_down
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right
0%
04/05/2023

Desde Kavafis a Jobs: Una reflexión sobre la innovación

Leonor Merín posando frente a la cámara, con polera negra y una bufanda de colores fuertes.

Leonor Merín, Directora Innovación & Territorio nos comparte esta reflexión.

La educación debería ser inevitablemente innovadora. Los modelos educativos están obligados a transformarse, tanto por las características propias culturales y sociales de cada territorio como por que nuestros niños y jóvenes están habitando un mundo completamente diferente al que nosotros habitamos, y con un velocidad vertiginosa de cambio.

Fundación Mustakis toma en este escenario una posición experimental y creativa. Durante todo su camino la visión ha sido cómo contribuir al desarrollo integral de las personas desde distintos procesos creativos. 

Siempre que llegamos al Día Mundial de la Creatividad y la Innovación —21 de abril— nos hacemos preguntas. ¿Quiénes o cómo están en este momento están pensando y haciendo en la innovación y la creatividad de una manera novedosa? ¿De qué manera equilibramos los riesgos de innovar y el generar evidencia que sostenga que estamos en el mejor camino para el cambio?

Y si hay algo que es constante en nuestra vida es el cambio. Desde que nacemos cada ser humano está en evolución constante, donde los ritmos y el tiempo es lo único que se mantiene, pero la evolución y el cambio son constantes. Constante quiere decir que siempre está ahí, que no nos podemos desprender de esa condición, simplemente navegarla.

Cuando analizamos el cambio constante es inevitable recordar el poema de Kavafis, Ítaca:

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca

pide que el camino sea largo,

lleno de aventuras, lleno de experiencias.

No temas a los lestrigones ni a los cíclopes

ni al colérico Poseidón,

seres tales jamás hallarás en tu camino,

si tu pensar es elevado, si selecta

es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.

[…]

Pide que el camino sea largo.

[…]

Llegar allí es tu destino.

Mas no apresures nunca el viaje.

Mejor que dure muchos años

[…]

 

Luego de estas palabras de Kavafis, nos ponemos a pensar. Tenemos algunos gurús de la innovación que nos van dando cátedra de lo que hoy es innovar. Hay muchos destacables y admirables. Steve Jobs, que muchos conocemos por los grandes avances tecnológicos que aportó a nuestra sociedad, en una de sus afirmaciones más sencillas afirma: La innovación viene de conocer gente en los pasillos. Una frase que podría comprender desde una niña de 6 años a un anciano de 90. 

Desgranemos la frase: La innovación, etimológicamente en-nuevo-uso, es decir, la acción de lo nuevo; conocer, tener en la mente, cuerpo o espíritu información o conocimiento de algo; gente, nosotros, los seres humanos; pasillo, ese lugar físico o simbólico de eterna interacción, conexión y flujo que se da en cualquier parte, un colegio, una oficina, una calle… Es decir, somos creadores de lo nuevo cuando nos conectamos 

Y ¿en qué se parece esta sencilla afirmación de Jobs con el espíritu de principios de siglo de Kavafis? Quizás éste griego emigrante hubiera afirmado ‘la innovación viene de dejarse llevar, conectarse con uno mismo en espíritu y cuerpo y de llegar a muchos puertos’, simplemente cambió el pasillo por un viaje en barco, pero ambos hablan de conexiones y de ser, de sentir y de habitar de manera presente. 

Mustakis en sus 25 años formales de historia ya ha experimentado el cambio en sí misma, y constante. Pero hay cosas que la construyen como marca o sello, y tiene que ver con arriesgarse con cosas que suenan simples pero profundas, con formas de conectar entre humanos y con nosotros mismos, y poner esta simplicidad en escena con una mirada vanguardista.

Por ejemplo, la histórica Escuela de Cuenta Cuentos, conectó un oficio que conocemos desde el año 2000 a.c. -el cuento- con la sociedad contemporánea.  El valor aquí ha sido cómo co-construir un proceso de aprendizaje basado en el oficio de contar cuentos y que internaciona las competencias y habilidades que sostienen el Desarrollo Integral.  

En esta misma categoría podemos encontrar el Programa de Circo Frutillar que además de promover un programa que fomenta habilidades y competencias basada en una técnica de la Edad Media; se elaboró con la mano de los vecinos y agentes locales este proyecto con el fin de intencionar que el territorio se unificase a través de la cultura.

En ambos casos, se diseñó y trabajó en disciplinas que ya existían, sin embargo, la estructura, la forma de entrega del aprendizaje y las estrategias que orbitan a ambos programas permiten incrementar el valor que estas disciplinas tienen en sí mismas por si solas. 

Cuando pensamos en cómo generar proyectos algo menos conocidos, y con el ejemplo del programa de Ciencia y Tecnología hace unos años construyó la iniciativa de Makers Musicales destinado a acercar a los jóvenes de las ciencias y la ingeniería, a través del arte y la tecnología, a construir e interpretar su instrumento musical. Esta actividad fue diseñada por la Fundación en colaboración con el Massachusetts Institute of Technology (MIT), si bien esta actividad no era tan novedosa en ambientes Maker, para nosotros como organización suponía un escenario completamente diferente.

Algo similar pasa con el emblemático proyecto Zona Interactiva que acercaban a los niños y sus familias, a la cultura, el arte y el patrimonio de forma lúdica y experiencial a través de la tecnología, en el contexto de museos y exposiciones. Algo que era completamente novedoso en su etapa de creación. 

Por último, y la más compleja por que es de largo aliento, tenemos podríamos mencionar KAOS Espacio Creativo como el centro de aprendizaje experimental vanguardista del país. Un lugar que busca que la interacción con la innovación sea en 360°, ágil, moldeable y bidireccionalmente.

Este lugar se encarga que —en distintos formatos y perfiles de personas que lo utilizan— generen una disonancia cognitiva y emocional que permita instalar un hito personal profundo en su desarrollo. Así es como mediadores y encargados de contenido, que siempre esta diseñado con una mirada transdisciplinar, profesores, estudiantes y apoderados, que asisten a las actividades, todos se conecten con esa emoción que les hace únicos, y que les permite, por encima de todo entender, que somos capaces de lo que queramos. 

Y, es aquí, junto al equipo, cuando nos hacemos la pregunta sobre innovación ¿es todo o es nada? Innovar simplemente significa, atreverse a cambiar, a tomar decisiones y hacerlo juntos, es simplemente que, juntos aprendemos lo esencial.