Las metodologías del aprendizaje como motor del desarrollo integral

13 octubre 2021

¿Cómo potenciar la integridad de niñas y niños a través de la educación?

Un aprendizaje positivo y completo es una tarea compleja, que requiere de etapas, estructura y una lógica determinada. Las múltiples estrategias que existen en este ámbito se conocen como metodologías del aprendizaje y poseen gran importancia, ya que de ellas dependerá el potencial humano que niñas, niños y jóvenes logren desarrollar.

Como cada persona es distinta, con sus cualidades y preferencias, a la hora de aprender, niñas y niños manifestarán una mayor apertura a un método de aprendizaje por sobre el otro, viéndose beneficiados con diferentes estrategias. Es por esto que variar y combinar las metodologías en la sala de clases resulta crucial, pues permite generar mejores resultados en el desarrollo de cada estudiante.

Si bien la efectividad de cada metodología depende del contexto y de las distintas personalidades, existen algunas que tienen un mayor potencial para propiciar el desarrollo integral en niñas, niños y jóvenes.

Métodos de aprendizaje que fomentan el desarrollo integral de niñas, niños y jóvenes

 
Métodos activos y metodologías holísticas

 

Ambas metodologías son cruciales para incentivar y propiciar un mayor desarrollo integral en las y los estudiantes.

En primer lugar, los métodos activos proponen poner a la niña o al niño en el centro del aprendizaje, como autor del mismo. Muy cercano al constructivismo, esta estrategia busca hacer notar que docentes o padres no tienen el poder de hacer que niñas o niños aprendan, sino que solo pueden provocar, estimular, generar ambientes y contextos para que se logre un aprendizaje positivo.

Por otro lado, las metodologías holísticas se centran en generar experiencias significativas en la mente, el cuerpo, las emociones y el espíritu. Se intenta propiciar un aprendizaje como un todo, integrando los distintos conocimientos y disciplinas. El propósito es no enseñar contenidos aislados, sino hacer que en cada materia se incorporen y entremezclen aspectos de otras temáticas, generando un aprendizaje en común donde todo guarde relación.

 
El juego y la gamificación

 

En muchas instituciones, y bajo la mirada de corrientes tradicionales, el juego y el aprendizaje han sido vistos como disciplinas distintas e incluso contrarias. Sin embargo, el juego es en realidad la estrella como metodología del aprendizaje pues, como lenguaje espontáneo, logra hacer que niñas y niños se comuniquen y relacionen, especialmente en los primeros años de vida.

El juego se encuentra en un punto muy central entre el pensar y el sentir, lo que permite a niñas y niños desarrollar un pensamiento creativo. Además, al sumergirse en este tipo de dinámicas, logran relacionarse con el mundo, descubrirlo y trabajar la imaginación, lo que convierte al juego en una técnica clave para incentivar un desarrollo integral.

A sabiendas de los beneficios de esta disciplina, surge la gamificación, una técnica que imita las dinámicas del juego en la educación. Su objetivo es incluir metodologías lúdicas, que fomenten la creatividad e indagación en las distintas áreas del aprendizaje.

La gamificación, por tanto, significa validar el juego como una herramienta central del aprender, la que debe ser incorporada en cualquier estrategia de enseñanza.

 
Aprendizaje Basado en Proyectos

 

Continuando en la línea de incentivar un desarrollo integral, el Aprendizaje Basado en Proyectos busca involucrar a las y los estudiantes en el aprendizaje, invitándolos a investigar sobre los temas de los que se les enseña. La metodología de proyecto asume situaciones muy concretas de la realidad con el propósito de que niñas y niños se sumerjan en ellas y resuelvan problemas.

Esta estrategia aborda la posibilidad de aprender a través de contenidos transversales, y permite estimular la indagación, la creatividad y el aprendizaje colaborativo. Además, incentiva a las y los estudiantes a descubrir sus intereses y desarrollarlos, pues son ellos mismos los que están al centro de esta metodología.

Expansión de las metodologías de aprendizaje en el proceso educativo

Para Fundación Mustakis, el desarrollo integral de toda persona humana es una meta que se necesita alcanzar. Es en la infancia donde las personas reciben ese impulso para desenvolverse y desarrollarse de manera completa. Para esto, los procesos educativos deben estimular desde la infancia el potencial humano a través de distintos métodos que, según las características de cada persona, van a activar las determinadas competencias e incidir en el desarrollo integral.

Aplicar en la sala de clases metodologías basadas en el juego, en la creación de proyectos, en la integración e interacción de las múltiples disciplinas entre sí y en asumir a las personas desde la infancia como actores de su propio aprendizaje, colaborarán de manera significativa en que las y los estudiantes logren a través de la educación desarrollarse de manera integral como personas.

¿Te interesa este tema? Te invitamos a leer “5 maneras de innovar en metodologías del aprendizaje”.

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

X