Corporalidad y movimiento como base del desarrollo integral

10 abril 2021

¿Podemos dejar la corporalidad y el movimiento fuera del proceso de aprendizaje?

El cuerpo es central, es el ámbito más olvidado de lo humano, y, por lo tanto, de la educación. Está asociado al movimiento y a la expresión y se ha puesto incluso en contraposición al aprendizaje. Nos complica el movimiento, nos complica la corporalidad, y no comprendemos que la corporalidad es la base del aprendizaje, porque es la base del desarrollo sensorial y cognitivo.

 
Desarrollo integral

 

Cuando hablamos de desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes nos referimos a un sistema de aprendizaje que ve intrínsecamente unidos los ámbitos corporal, emocional, cognitivo y espiritual. No así desde la mirada fragmentada que ha privilegiado el enfoque cognitivo, postergando los demás ámbitos esenciales de la persona. Esta mirada integral de la educación holística es la que cuestiona y enfatiza en la importancia de integrar la corporalidad y el movimiento como base para el desarrollo de niños y niñas.

 
¿Por qué ponerle atención al cuerpo?

 

Las personas aprenden debido a que desarrollan sus sentidos y los sentidos están ligados a la corporalidad. Entonces, aprendemos porque nos movemos y el movimiento y cognición -capacidad del ser humano para conocer- están relacionados.

Teniendo eso en consideración, resulta interesante que hasta este punto en la historia de la educación, el movimiento y la corporalidad han sido castigados, ajenos al aprendizaje. Hoy día están en el centro, porque cuando hablamos de la atención y concentración, que son las bases del proceso de aprendizaje, necesitamos la atención al cuerpo y las emociones como base.

 
Corporalidad como vehículo de autoconocimiento

 

La primera imagen que tienen los niños y niñas de sí mismos es la corporalidad. Se distinguen de sus padres por su imagen corporal. El “yo” está asociado al cuerpo.

La corporalidad se expresa en el cuerpo, en el cuerpo se expresan los sentimientos y emociones. Existen emociones que nos hacen bien, que nos aportan y que nos sirven para nuestro desarrollo. Hay también emociones que no son muy adaptativas y nos hacen enfermar: el estrés, la rabia, el miedo, por poner algunos ejemplos. Entonces, ¿cómo las reconozco?, ¿cómo entiendo que esas emociones no me están haciendo bien? Desde la atención a la corporalidad puedo identificarlas y entender que desde ahí no voy a tener un buen desarrollo y una buena evolución.

 
Corporalidad global

 

Es súper importante la mirada global de lo que significa la corporalidad. Vivir más desde la corporalidad es entender que ésta tiene que ver con el autocuidado, el movimiento, la atención plena, la alimentación sana y el sueño. En contexto de pandemia, hoy más que nunca estamos invitados a vivir más desde la corporalidad, pues tiene que ver con nuestros sistemas de defensa, nuestro sistema inmunológico. En educación la corporalidad debería ocupar un rol fundamental, porque tiene que ver con cuidar lo que somos para defendernos mejor. La pandemia es una oportunidad para integrar el desarrollo corporal y entenderlo tan asociado al desarrollo neurológico, cognitivo y de bienestar. La vida es movimiento y nos expresamos a través de la corporalidad.

Hay que transformar la corporalidad para darle espacio y tiempo. Estos son pequeños gestos que tienden a generar un hábito de vivir más desde la corporalidad.

Expansión de la creatividad en el proceso educativo

Para Fundación Mustakis es muy importante contar y construir espacios amorosos donde el error no sea castigado y donde no se tienda a homogeneizar, sino más bien a destacar la forma de expresión de cada persona como un ser irrepetible.

Bajo esta premisa se cree que, cuando la escuela tradicional tiende a homogeneizar a sus estudiantes, automáticamente mata la creatividad.

En la actualidad podemos encontrar dos famosas líneas educativas que propician el desarrollo de la creatividad desde la primera infancia: la educación Montessori y la educación Waldorf, sin embargo existen muchas otras acciones e iniciativas que van en la línea de fomentar la creatividad en niños y niñas. Muchas de estas iniciativas están ligadas a la educación no formal, como en el caso de Fundación Mustakis, que se encarga de descubrir el potencial creativo de las personas a través de proyectos propios y/o apoyando iniciativas de terceros, creando así una maravillosa colaboración.

Al parecer la educación no convencional tiene mucho que aportar a la educación más tradicional, especialmente cuando de fomentar la creatividad se trata.

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

X