¿Cómo enseñarles a niñas y niños a ser ella/os misma/os?

20 julio 2022

Por medio de actividades podemos iniciar un cambio de adentro hacia afuera.

“Aprender a ser una/o misma/o” es uno de los cuatro pilares del aprendizaje junto con “aprender a aprender”, “aprender haciendo” y “aprender colaborativamente”, e implica actividades que fomentan el desarrollo personal y contribuyen a la creatividad, el descubrimiento personal y una mayor apreciación de todos los estímulos que existen en la cotidianidad, ya que promueve la atención plena.

Sobre esta última, “es necesaria porque la educación requiere de atención y concentración, e implica estar en tiempo presente, sin juicios, abiertos a las experiencias y a conocernos más a nosotra/os mismos, fortaleciendo nuestra capacidad de atender plenamente”, sostiene Bernardita Jensen, Directora del área de Desarrollo Integral de Fundación Mustakis.

 
¿Dónde comenzar?

 

Para lograr desarrollar un trabajo beneficioso en esta área es necesario conceder en la educación de niñas, niños y adolescentes, un espacio a la imaginación y a la creatividad. Además, se debe tomar en cuenta aspectos holísticos. Esto quiere decir, que se debe hacer hincapié en una formación donde tenga lugar la mente, el cuerpo, el alma y las emociones, tal como se plantea en todos los programas de Fundación Mustakis.

Para comenzar, las niñas y niños deben conectarse con su entorno. ¿De qué forma? Cuando están pegados al celular o a los videojuegos no están presentes. Por ello, es necesario generar espacios o iniciativas donde se puedan involucrar y ser parte, como al cocinar (ya que podrán sentir los ingredientes y ver la transformación de éstos en un producto final), bailar, hacer yoga, mindfulness o caminatas conscientes.

El “aprender a ser una/o mismo” comienza con el conocimiento de una/o mismo, mediante actividades como las mencionadas anteriormente, para luego abrirse a las relaciones personales con los demás. En ese sentido, la Unesco en 2002 sintetizó que este pilar o ruta de aprendizaje busca instaurar “un viaje interior cuyas etapas corresponden a las de la personalidad en continua maduración. Es por tanto un proceso muy individualizado y al mismo tiempo un proceso de construcción de la interacción social”.

¿Dónde buscar dinámicas? Fundación Chile junto a BHP Foundation generaron en 2020 una serie de cápsulas con distintas actividades sobre este pilar, para niñas y niños de primero a cuarto básico, que puedes ver en este enlace. Allí encontrarás todos los videos y recursos docentes para aplicarlos en tu sala de clases. ¡Esperamos que las puedas usar!

 
¿Qué se obtiene?

 

Según Bernardita Jensen, “Esto permite acceder a aprendizajes profundos, pues para aprender hay que detenerse sin ansiedad. Además, provoca un estado de flujo que implica el equilibrio justo entre el desafío al que nos invita una experiencia de aprendizaje, junto con un autoconcepto sano, que quiere decir que niñas, niños y adolescentes se sienten habilitados y capaces de aprender“, comenta la experta en educación Montessori.

Detrás de este pilar hay un razonamiento desarrollado por Edgar Faure, abogado y político francés, quien entregó un reporte a las comisiones de educación de la Unesco en 1972 describiendo que se pueden obtener los siguientes resultados (los que han sido adaptados de su libro Learning To Be: The World of Education Today and Tomorrow, 1972):

 
1. Dirigirnos a un humanismo científico:

Sabemos que la tecnología y la ciencia se han vuelto indispensables. No obstante, estos no pueden desarrollarse sin la existencia de relaciones personales, creatividad e innovación; y de la misma forma sirven para estar al servicio de la humanidad ya que su función es resolver asuntos comunitarios.

 

2. Aumentar la creatividad:

Para desarrollarla se requiere preservar la originalidad y el ingenio creativo de niñas, niños y adolescentes. Por ello, este pilar la fomenta mediante el uso de sus dones, aptitudes y formas de expresión personales sin alterarlos ni suprimirlos.

 

3. Alcanzar un compromiso social:

El “aprender a ser una/o misma/o” prepara a niñas y niños para la vida en sociedad llevándolos a un universo intelectual y afectivo coherente compuesto por conjuntos de valores, interpretaciones del pasado y concepciones del futuro.

 

4. Generar seres integrales:

Esto quiere decir que las niñas y niños serán capaces de desarrollarse tanto para sí mismos como para los demás, existiendo un equilibrio entre sus diversos componentes intelectuales, éticos, emocionales, físicos y espirituales.

¿Te gustó este artículo? Te invitamos a leer Tips para promover la autoestima en niñas y niños”.

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

X