keyboard_arrow_up
keyboard_arrow_down
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right
0%
Barrio verde, barrio vivo: Reforestación de la calle Schlack
24/05/2024

Barrio verde, barrio vivo: Reforestación de la calle Schlack

Como parte del trabajo de vinculación con nuestro distrito y barrios del entorno de Fundación Mustakis en la comuna de Recoleta, durante el sábado 18 de mayo, y después de un trabajo de meses con los vecinos,un grupo de habitantes acompañados por miembros de la Fundación comenzaron la reforestación de la calle Schlack plantando jacarandás.

¿Y por qué los árboles?

El objetivo de esta iniciativa es contribuir a conectar los dos cerros como con una pasarela verde que los mismos vecinos están ‘apadrinando’. Cada uno de estos 8 árboles hoy plantados, pertenece a una familia. Con ellos visualizamos esta pasarela verde que une sus dos espectaculares parques, el Parque Cerro Blanco y el Parque Bicentenario de la Infancia. Ambos con consignas simbólicas bien especiales para la Metropolitana, el Cerro Blanco fue declarado Monumento Nacional en 1990 por su significado histórico, un hito de la cultura precolombina de este continente ya que podemos encontrar hoy día todavía el centro ceremonial; El Parque Bicentenario de la Infancia, construido por el estudio Elemental, es posiblemente la infraestructura en espacio público con foco en infancia más creativa que tenemos en el país, además fueron Premio Pritzker 2016.

¿Por qué Jacarandás? Porque es un árbol que durante las distintas estaciones del año ofrece diferentes colores y texturas que aportarán calidez y belleza al paisaje, ampliará nuestra paleta de colo. El Jacarandá está asociado a muchos símbolos y leyendas. Para muchos, las flores del Jacarandá se asocian al renacimiento y la magia de la primavera.

Por qué la importancia de esta reforestación de la calle Schlack

Este hito se enmarcó dentro de la línea estratégica de la Fundación Mustakis que busca aportar al distrito bienestar, seguridad, belleza y cohesión  social, y ser un agente activo con sus vecinos.

Leonor Merín, Directora de Innovación Social y Emprendimiento de la Fundación Mustakis, afirma que este proyecto si bien es sencillo y ágil puede generar un cambio profundo en el bienestar territorial de las personas que habitamos el sector: ‘El proceso de participación vecinal y la plantación, no solo contribuye a mejorar nuestros espacios comunes, y a una decisión colectiva de hacernos cargo de como construir ciudad. Sino que realmente, una acción como esta, según estudios sobre la capacidad termorreguladora de los árboles y su importancia para el microclima urbano, se afirma que las zonas arboladas puede ayudar a bajar hasta 12°C la temperatura de la calle en verano. Esto solo puede traer beneficios físicos,  sino también emocionales para provocar un buen habitar entre todos”

Fundación Mustakis se trasladó a Recoleta oficialmente en el año 2016, y desde antes de aterrizar se vinculó con colegios y vecinos para soñar y co-construir un barrio y un sector más tejido y más cohesionado.