keyboard_arrow_up
keyboard_arrow_down
keyboard_arrow_left
keyboard_arrow_right
0%
08/04/2021

5 consejos para potenciar las buenas relaciones

¿Sabías que las relaciones son una pieza clave en el aprendizaje significativo?

El ser humano por naturaleza se completa y se construye cuando está en red, es por esto que los tipos de relaciones constituyen un factor importante en el desarrollo de la persona humana. Una relación positiva o negativa va a impactar de manera relevante en el mundo emocional y, por tanto, en el desarrollo cognitivo.

Un aprendizaje significativo requiere de una relación de confianza, luminosa y sana, es el aspecto más importante a la hora de hablar de educación. Fomentar y cuidar las buenas relaciones no solo es necesario para una mejor vida en sociedad, sino que es un factor fundamental en el aprendizaje de niñas y niños.

Escuchar

Una relación sana requiere de un equilibrio entre la asertividad y la empatía, por lo tanto entre el hablar y el escuchar, donde el hablar es el fundamento del escuchar.

Una buena idea para fomentar esta cualidad es establecer juegos de escucha, donde solo después de escuchar atentamente puedo hablar.

Ponerme en el lugar del otro

Desarrollar la empatía es una pieza elemental en las buenas relaciones.
Una dinámica que ayuda a desarrollar este aspecto es jugar a ponerse en los zapatos del otra/o: Luego de escuchar la experiencia que vivió el otra/o preguntarme: ¿Qué crees que le pasó? ¿Qué crees que sintió?
Para agregar un toque de diversión e involucrarnos más, podemos actuar lo que vivió la otra persona e intercambiar roles.

Juegos colaborativos

La colaboración en red es fruto de las buenas relaciones. Para lograr desarrollarla podemos intentar resolver un acertijo en grupo, donde cada uno entregue su visión del asunto. Esto ayudará a darnos cuenta de que todos somos diferentes e importantes, y que trabajando en conjunto podemos llegar a mejores resultados.

Practicar la honestidad

Una buena relación se basa en la transparencia y en la confianza. Ser honesta u honesto no se trata de decir todo lo que sabemos, sino de no engañar a las otras personas. Para una relación sincera debemos practicar decir las cosas directamente y no a través de intermediarios, siempre con delicadeza.

Sé tú misma/o

Es importante practicar la espontaneidad en las relaciones. No tratemos de ser alguien que no somos, ni cambiar de personalidad para encajar en un grupo. Ser como en realidad somos, sin dobles caras, es un eslabón importante en una relación sincera y sana.

¿Y tú, tienes alguna recomendación para potenciar las buenas relaciones? Lee más en El poder de las relaciones en un aprendizaje significativo