“El mayor aprendizaje se genera haciendo, errando, creando y construyendo junto a otros”

03 agosto 2021

#GenteQueInspira: Valeria Ávalos: Creando una comunidad de educadores curios@s, creativ@s y proactiv@s para hacer del mundo un lugar mejor.

Ingeniera química de profesión, Valeria Ávalos, hoy Encargada de Comunidades y Audiencias de Fundación Mustakis, divide su pasión por la educación, entre su misión por crear comunidades valiosas y cohesionadas, y hacer que oportunidades y experiencias significativas lleguen a más niñas, niños y adolescentes.

Gracias a sus estudios en innovación curricular y evaluación educativa conoció a profesoras, jefas de UTP y directoras de diversos centros educativos de Chile, las que la motivaron a pensar y soñar con una gran comunidad de educadora/es unidos e interconectados, en la que juntos pudieran aprender lo esencial. Teniendo este objetivo en mente es que nace la Comunidad de Aprendizaje Mustakis, instancia en la que FGMM desea posicionarse como un apoyo a la comunidad docente, reconociendo los grandes esfuerzos que realiza el sistema educativo para ayudar a sus comunidades.

 
¿Dónde nace tu interés y conexión con la educación?

 

Un día decidí renunciar a mi profesión para dedicarme completamente a la educación. Para mi, esto es una elección de vida y la elijo a diario. Cuando empecé a estudiar Ingeniería Civil Química, también daba clases de inglés, química y matemáticas en colegios y centros de idiomas. En ese momento solo significaba un trabajo extra para mí y no le daba mayor importancia. Pronto me di cuenta que me encantaba dar clases, por los distintos desafíos y la creatividad que esto implicaba, así como también por la celebración y alegría que experimentaban mis estudiantes cuando aprendían. Sin embargo, cuando llegué a Chile, trabajé como ingeniera por muchos años, hasta que un día entendí que lo mío eran los procesos de aprendizaje. Fue así que renuncié y empecé nuevamente desde cero. La vida es un eterno aprendizaje y si tienes el poder de elegir, arriésgate.

 
¿Cuál crees que es la importancia de los vínculos en el aprendizaje?

 

Para mí, el mayor aprendizaje se genera haciendo, errando, creando y construyendo junto a otros, es mi forma de aprender. Aprendo cada vez que me equivoco, que conozco a alguien, cuando comparto con alguien de forma habitual; para mí ese es el mayor aporte a mi desarrollo profesional y personal, porque todo cambia continuamente y la incertidumbre es permanente.

 
¿Cómo surge la Comunidad de Aprendizaje Mustakis?

 

Durante el 2020, en Fundación Mustakis vivimos un profundo proceso de reflexión, en el cual hablamos sobre la importancia del desaprender y reaprender, el adaptarnos y la posibilidad de crear cambios locales y globales. Identificamos que una de las grandes problemáticas en nuestra región es la disociación: trabajar separados, de forma competitiva e individual, aún teniendo los mismos propósitos y ganas de trabajar por un mundo mejor. Fue allí donde nació la idea de crear la Comunidad de Aprendizaje Mustakis.

“El desafío de construir esta comunidad precisó entender el aprendizaje como un proceso activo, situado y distribuido, que se construye socialmente a través del tiempo, en la interacción con otros y en el marco de una comunidad”.

 
¿Quiénes componen la comunidad?

 

Quisimos crear una comunidad conformada por educadores en general, es decir profesionales de la educación de organismos públicos o privados, fundaciones, corporaciones, así como también sostenedores, directores, jefes de unidades técnico pedagógicas (UTP), coordinadores académicos, coordinadores de convivencia escolar, coordinadores de programas de integración escolar (PIE), bibliotecóloga/os, educadores diferenciales, educadores parvularios, profesores de primer y segundo ciclo básico, profesores de media, auxiliares de la educación, entre otros.

De igual modo, nos interesaba llegar a educadores de sistemas de educación no formal, tales como mediadores, mentores y cuidadores que apunten al desarrollo de habilidades, competencias y conocimientos en niñas, niños y jóvenes, incluyendo también a apoderados y/o familiares que cumplan el rol de “educadores” en sus entornos.

Gracias a un trabajo colaborativo es que, en la actualidad, la Comunidad de Aprendizaje Mustakis cuenta con más de 2,300 integrantes.

 
¿Cuál ha sido el mayor desafío hasta el momento en tu rol en FGMM?

 

En estos tiempos, el primer desafío ha sido la conexión. Gracias a la tecnología y el internet, si es que lo tienes, puedes estar conectada/o con las personas de manera remota, lo que significa una gran ventaja, ya que hemos podido llegar con nuestras experiencias a diversos lugares de Chile y el mundo, a los que antes no habíamos llegado. Sin embargo, no todas las personas tienen este acceso, y estamos conscientes de esto, por lo cual es un desafío poder crear experiencias online y presenciales que estén al alcance de todas y todos.

El segundo desafío es potenciar el reconocimiento. Esto lo veo como una característica carente en latinoamericana en general, y tiene que ver con empezar a reconocernos positivamente entre nosotra/os, valorarnos y enorgullecernos de los talentos y logros de nuestras comunidades.

El tercer desafío es la omnicanalidad, la cual ha ido agarrando más fuerza en la medida que nos embarcamos en la era digital, y que tiene que ver con la gran cantidad de plataformas existentes hoy en día. La idea es que la mayor cantidad de personas se enteren de las oportunidades y experiencias Mustakis, abarcando varias acciones para garantizar un buen acceso. Esto es particularmente desafiante, porque hoy en día la gente se entera por diversos medios, está hiperconectada y si queremos que la gente se entere debemos estar en la mayor cantidad de espacios posibles, lo que a su vez nos lleva a competir por el mercado de la atención.

 
¿Cuál es la educación que sueñas?

 

Yo sueño con una educación generosa, amable y digna, que abrace el proceso por sobre el resultado, donde efectivamente el error y el fracaso sea celebrado como un hallazgo, y en donde reconozcamos que en ocasiones somos aprendices y otras maestra/os. Todas tenemos algo que aprender y enseñar; es un camino constante que se llama vida.

¿Te gustaría ser parte de la Comunidad de Aprendizaje Mustakis?

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

¡ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD!

© Fundación Mustakis 1996 - 2021   Recoleta 1169, Recoleta, Santiago - Teléfono +562 2820 8585      contacto@fundacionmustakis.org

 

X